Cómo meditar para principiantes


La meditación tiene muchos beneficios, entre ellos el alivio del estrés, la ansiedad y los pensamientos innecesarios.

Preparándose para la meditación
Piense en lo que quiere lograr con su meditación. Las personas acuden a la meditación por una amplia variedad de razones, ya sea para mejorar su creatividad, ayudar a visualizar una meta, acallar su charla interior o establecer una conexión espiritual. Si tu único objetivo es pasar unos minutos cada día estando presente en tu cuerpo sin preocuparte por todo lo que tienes que hacer, es motivo suficiente para meditar. Trate de no complicar demasiado sus razones para meditar. En esencia, la meditación se trata simplemente de relajarse y negarse a quedar atrapado en las ansiedades cotidianas.

Encuentre un área libre de distracciones para meditar. Especialmente cuando recién está comenzando, es importante despejar su entorno de sensaciones que distraen.Apague la televisión y la radio, cierre las ventanas para evitar los ruidos de la calle y cierre la puerta a los ruidosos compañeros de habitación. Si comparte su hogar con compañeros de cuarto o miembros de la familia, puede resultarle difícil encontrar un espacio tranquilo donde pueda concentrarse en la meditación. Pregunte a las personas con las que vive si estarían dispuestas a permanecer calladas durante el ejercicio de meditación. Prometa venir a decírselo tan pronto como haya terminado, para que puedan reanudar sus actividades normales.
Una vela perfumada, un ramo de flores o incienso pueden ser pequeños toques geniales para mejorar su experiencia de meditación.
Atenúe o apague las luces para ayudarlo a concentrarse.

Usa un cojín de meditación. Los cojines de meditación también se conocen como zafus. Un zafu es un cojín circular que te permite sentarte en el suelo mientras meditas. Debido a que no tiene respaldo, como lo tiene una silla, no te deja caer hacia atrás y perder la concentración en tu energía. Si no tiene un zafu, cualquier almohada vieja o cojín de sofá servirá para evitar que le duela durante largos períodos de estar sentado con las piernas cruzadas.
Si siente que sentarse sin respaldo le duele la espalda, no dude en usar una silla. Trate de estar presente en su cuerpo y mantenga la espalda recta mientras se sienta cómodo, luego recuéstese hasta que sienta que puede hacerlo nuevamente.

Use ropa cómoda. No quieres que nada te saque de tu pensamiento meditativo, así que evita la ropa restrictiva que pueda tirar de ti, como jeans o pantalones ajustados. Piense en lo que podría usar para hacer ejercicio o para dormir; ese tipo de ropa suelta y transpirable es su mejor opción.

Elija un momento en el que se sienta cómodo.Cuando esté más familiarizado con la meditación, puede usarla para calmarse cuando se sienta ansioso o abrumado. Pero si eres un principiante, es posible que al principio te resulte difícil concentrarte si no estás en el estado de ánimo adecuado. Cuando empiece, medite cuando ya se sienta relajado, tal vez a primera hora de la mañana o después de haber tenido que relajarse después de la escuela o el trabajo.
Elimina todas las distracciones que puedas pensar antes de sentarte a meditar. Tome un refrigerio ligero si tiene hambre, use el baño si lo necesita, y así sucesivamente.

Tenga un cronómetro a mano. Desea asegurarse de practicar su meditación durante el tiempo suficiente, pero tampoco quiere romper su concentración al verificar el tiempo. Establezca un temporizador para la cantidad de tiempo que desea meditar, ya sean 10 minutos o una hora. Su teléfono puede tener un temporizador incorporado, o puede encontrar muchos sitios web y aplicaciones que cronometrarán sus sesiones por usted.

Meditando

Siéntese en su cojín o silla con la espalda recta.La postura erguida le ayuda a concentrarse en su respiración mientras inhala y exhala a propósito. Si está sentado en una silla con respaldo, trate de no recostarse ni encorvarse. Manténgase lo más erguido posible.
Coloque las piernas de la manera que le resulte más cómoda. Puede extenderlos frente a usted o cruzarlos debajo de usted como un pretzel si está usando un cojín en el suelo. Lo más importante es que tu postura se mantenga recta.

No se preocupe por qué hacer con sus manos. En los medios de comunicación, a menudo vemos a personas con las manos en las rodillas cuando meditan, pero si eso le resulta incómodo, no se preocupe. Puede doblarlos en su regazo, dejar que cuelguen a sus lados, lo que le permita despejar su mente y concentrarse en su respiración.

Incline la barbilla como si estuviera mirando hacia abajo. No importa si sus ojos están abiertos o cerrados cuando medita, aunque a muchas personas les resulta más fácil bloquear las distracciones visuales con los ojos cerrados. De cualquier manera, inclinar la cabeza como si estuviera mirando hacia abajo ayuda a abrir el pecho y facilitar la respiración.

Configura tu temporizador. Cuando esté en una posición cómoda y esté listo para comenzar, configure su temporizador durante el tiempo que desee meditar. No sienta ninguna presión para alcanzar un estado trascendental de una hora durante su primera semana. Empiece poco a poco con sesiones de 3 a 5 minutos y vaya aumentando hasta media hora, o incluso más si lo desea.

Mantenga la boca cerrada mientras respira. Debes inhalar y exhalar por la nariz al meditar. Sin embargo, asegúrese de que los músculos de la mandíbula estén relajados, aunque tenga la boca cerrada. No apriete las mandíbulas ni rechine los dientes; simplemente relájate.

Concéntrate en tu respiración. De esto se trata la meditación. En lugar de tratar de no pensar en las cosas que pueden estresarte en el día a día, date algo positivo en lo que concentrarte: tu respiración. Al concentrar toda su concentración en sus inhalaciones y exhalaciones, encontrará que todos los demás pensamientos del mundo exterior desaparecen por sí solos, sin que tenga que preocuparse por cómo ignorarlos.
Concéntrese en su respiración de la manera que le resulte más cómoda. A algunas personas les gusta concentrarse en cómo se expanden y contraen los pulmones, mientras que a otras les gusta pensar en cómo pasa el aire por la nariz cuando respiran.
Incluso podría concentrarse en el sonido de su respiración. Simplemente, llévese a un estado mental en el que se concentre únicamente en algún aspecto de su respiración.

Observa tu respiración, pero no la analices. El objetivo es estar presente en cada respiración, no poder describirla. No se preocupe por recordar lo que está sintiendo o por poder explicar la experiencia más adelante. Simplemente experimente cada respiración en el momento. Cuando pase, experimente la próxima respiración. Trate de no pensar en la respiración con su mente, simplemente experimente a través de sus sentidos.

Devuelve tu atención a tu respiración si se distrae. Incluso cuando haya adquirido mucha experiencia con la meditación, encontrará que sus pensamientos pueden divagar. Empezarás a pensar en el trabajo, las facturas o los mandados que tienes que hacer más tarde. Siempre que note que el mundo exterior se está acercando, no se asuste y trate de ignorarlo. En su lugar, vuelve a concentrarte suavemente en la sensación de tu respiración en tu cuerpo y deja que otros pensamientos se desvanezcan nuevamente.
Puede que le resulte más fácil concentrarse en las inhalaciones que en las exhalaciones. Tenga esto en cuenta si lo encuentra cierto. Trate de concentrarse especialmente en la sensación de su respiración cuando sale de su cuerpo.
Intente contar sus respiraciones si tiene problemas para volver a enfocar su atención.

No seas demasiado duro contigo mismo.Acepte que le resultará difícil concentrarse cuando recién esté comenzando. No se reprenda a sí mismo: todos los principiantes experimentan la charla interior. De hecho, algunos dirían que este regreso continuo al momento presente es la “práctica” de la meditación. Además, no espere que su práctica de meditación cambie su vida de la noche a la mañana. La atención plena toma tiempo para ejercer su influencia. Continúe volviendo a la meditación todos los días durante al menos unos minutos, alargando sus sesiones cuando sea posible.

Fuente: www.wikihow.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s