Cómo reducir el dolor físico: ¿Puede ayudar la meditación?


Si sufre de dolor crónico o se está recuperando de una lesión, es posible que desee aliviar sus síntomas sin depender de medicamentos. Pero, ¿un ejercicio como la meditación puede mejorar sus síntomas? Sorprendentemente, sí que puede. Los estudios demuestran que la meditación diaria puede ser un tratamiento eficaz para el dolor, así como el estrés y la ansiedad que conlleva. El mecanismo exacto no se comprende bien, pero el hecho es que la meditación puede aliviar el dolor. Hay algunos tipos diferentes de meditación, pero todos pueden ser útiles si experimentas dolor con regularidad. Dedique de 10 a 20 minutos al día practicando para ver si esto le brinda alivio. Si no es así, no dude en hablar con su médico para obtener más ayuda para tratar su dolor.

Reducción del estrés basada en la atención plena

La reducción del estrés basada en la atención plena (MSRB) es un tipo común de meditación y es probablemente lo que la mayoría de la gente imagina cuando piensa en la meditación. Implica sentarse en un área tranquila y concentrarse en su respiración y pensamientos. Si siente dolor, reconózcalo y acéptelo. Las prácticas diarias de MSRB muestran cierto éxito en el tratamiento del dolor crónico como la artritis y también ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad en general al mismo tiempo. Esto requiere cierta consistencia, así que prepárate para practicar todos los días durante algunas semanas o más.

Siéntese o recuéstese en un lugar tranquilo. Trate de encontrar un lugar en su hogar libre de distracciones, si es posible. Siéntese o recuéstese en una posición cómoda.

Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Trate de bloquear el mundo y concéntrese solo en estas sensaciones. Si está recostado, apoye las manos en el estómago y sienta cada respiración entrando y saliendo. Esto le ayuda a visualizar su respiración y a mantener su mente enfocada.

Reconozca y acepte su dolor si lo siente. Si sufre de dolor, probablemente lo sienta mientras medita. Concéntrese en ello durante unos segundos, luego dígale a su cuerpo que está bien sentir esto. Luego, concéntrate de nuevo en tu respiración.

Manténgase enfocado en su respiración, sensaciones y pensamientos de una manera positiva. Los pensamientos negativos pueden empeorar su dolor y también romper su concentración, así que mantenga su estado de ánimo positivo. Gradualmente, entrenará a su cerebro para que deje de asociar pensamientos negativos con su dolor.
Los pensamientos negativos durante la meditación son normales, pero pueden empeorar el estrés. Por eso es tan importante reemplazarlos con pensamientos positivos.

Introduce un mantra para mantenerte concentrado. A algunas personas les gusta usar un mantra como “libre” o “relajarse” mientras meditan. Si se distrae, intente usar un mantra como este y repítalo suavemente cada vez que exhale.

Continúe meditando durante unos 10 minutos. Una sesión diaria corta como esta realmente puede ayudarlo a liberar el estrés y el dolor. Intente configurar un temporizador, o simplemente adivine cuándo lo ha hecho o aproximadamente 10 minutos.
Cuando tenga más experiencia, podrá concentrarse durante períodos de tiempo más largos y podrá llevar sus sesiones de meditación hasta 20 minutos.

Meditación de escaneo corporal

El escaneo corporal es un tipo de meditación más complicado que también puede ayudar con su dolor. En lugar de simplemente relajar la mente, examinará lentamente todo su cuerpo y reconocerá cualquier dolor que esté sintiendo. El objetivo del ejercicio es aumentar la conciencia de su propio cuerpo y enseñarle a liberar la tensión. Esto requiere mucho tiempo y concentración, por lo que puede que no sea ideal para principiantes. Sin embargo, si ha estado practicando MSRB y desea probar otra forma de meditación, entonces esta podría ser perfecta para usted. Esté preparado para dedicar entre 30 y 45 minutos a este ejercicio para obtener los mejores resultados.

Recuéstese en una posición extendida. Acostarse es una posición de inicio ideal para este ejercicio, de modo que pueda concentrarse en todas las partes individuales de su cuerpo. Póngase en posición en un área tranquila y sin distracciones.
También puede usar una posición sentada, pero el objetivo de la meditación de escaneo corporal se centra en las partes individuales del cuerpo, lo cual es más fácil si se acuesta con el cuerpo estirado.

Cierra los ojos y presta atención a tu respiración. Esto le ayuda a concentrarse en su cuerpo. Preste atención a cada respiración cuando ingresa a su cuerpo y luego se va.

Concéntrese en sus pies primero. Cuando esté en una posición cómoda, comience en la parte inferior de su cuerpo. Piensa en todas las sensaciones que sientes en cada pie individualmente, sean buenas o malas.

Trabaja gradualmente por todo tu cuerpo. Después de concentrarse en los pies, continúe con los tobillos, las espinillas, las rodillas, etc. Piense en las sensaciones que siente por todo el cuerpo de la cabeza a los pies.

Reconozca y acepte cualquier dolor que sienta. Cuando llegue a las partes del cuerpo que le están causando dolor, no lo ignore. Acepte la sensación y dígale a su cuerpo que está bien sentir el dolor.
Este ejercicio no necesariamente elimina el dolor, pero lo ayuda a reemplazar las emociones negativas asociadas con él.

Vuelva a concentrarse en su cuerpo si su mente se apaga. Se necesita algo de tiempo para recorrer todo el cuerpo, por lo que es natural que pierda la concentración en algunos puntos. Simplemente recuerda concentrarte en tu cuerpo sin enojo ni juicio, y luego retoma la última parte del cuerpo en la que estabas.

Meditando sobre la marcha
No toda la meditación debe realizarse en una habitación tranquila y alejada de todas las distracciones. Puede hacer meditación activa durante las tareas diarias. Si siente dolor durante su rutina diaria, intente dar un paso atrás y concéntrese en su respiración, tal como lo hace cuando está meditando en casa. Esto puede distraer a su cuerpo del dolor y entrenar su mente para aceptar la sensación. Pruebe este ejercicio rápido en el trabajo, mientras viaja, cuando camina o mientras realiza las tareas del hogar.

Piense en su respiración y su cuerpo cuando realice las tareas diarias. Si siente dolor durante cualquier tarea, intente concentrarse en su respiración. Esta es una buena forma de distraer la mente del dolor y liberar el estrés que el dolor pueda estar causando.
No tiene que dejar de hacer todo lo que está haciendo para realizar este ejercicio. Intenta cambiar tu perspectiva a tu respiración.

Escuche los sonidos que escucha a su alrededor. Centrarse en su entorno aumenta su atención plena y facilita la concentración. Escuche a los pájaros en la distancia o los sonidos del viento para mantenerse conectado a tierra en el momento.

Observe cómo se siente la brisa o el sol en su piel. Después de concentrarse en el medio ambiente, vuelva a concentrarse en su cuerpo. Piense en las sensaciones que está sintiendo, como el calor del sol o la brisa fresca en su rostro.

Reconozca y acepte cualquier dolor que sienta. Después de conectarte a tierra, piensa en el dolor que estás sintiendo. Dígale a su cuerpo que esto es natural y está bien. Elimina las emociones negativas de tu mente para calmarte.

Repita este ejercicio si siente dolor durante el día. La meditación activa solo toma unos minutos, así que practíquela siempre que lo necesite.
Conclusiones médicas
Los estudios definitivamente muestran que la meditación regular es un tratamiento potencial para el dolor, y muchas personas experimentan alivio al seguir este programa. El alivio no es inmediato y tendrás que dedicar un tiempo todos los días a entrenar tu cerebro para que se concentre. Sin embargo, si lo mantiene, puede ver una mejora en unas pocas semanas. No hay nada de malo en ello, así que intente incorporar la meditación en su régimen diario. Por supuesto, si no ve ninguna mejora y el dolor interfiere con su vida cotidiana, haga una cita con su médico. Pueden diseñar un programa de tratamiento para aliviar su dolor para siempre.

Fuente: wikihow.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s