Cómo abrir tu tercer ojo


En el hinduismo, el tercer ojo simboliza un estado superior de conciencia a través del cual puedes percibir el mundo. Usando técnicas tradicionales de meditación, puede abrir este chakra y obtener una comprensión más profunda e iluminada del universo que lo rodea.

Aprendiendo a meditar

Localiza tu chakra del tercer ojo. Los chakras son los centros de energía de tu cuerpo. Esencialmente, son ruedas de energía que se alinean a lo largo de su columna. Hay siete chakras y cada uno corresponde a una parte diferente de su bienestar físico, mental y espiritual. Su chakra del tercer ojo es el sexto chakra.
El chakra del tercer ojo se encuentra al frente de su cerebro, entre sus dos ojos. Está justo encima del puente de la nariz.
Cuando medites, trata de enfocar tu mente en este chakra. Se encarga de ayudarte a ver el mundo con mayor claridad.

Elija el entorno adecuado. La meditación es una de las herramientas más eficaces para ayudarte a abrir tu tercer ojo. Al traer más conciencia a sus pensamientos, podrá acceder mejor a la claridad mental que está asociada con el tercer ojo. El objetivo principal de la meditación es hacer que la mente descanse en un pensamiento u objeto. Es importante elegir un entorno en el que se sienta cómodo cuando comience a meditar.
Algunas personas se sienten más tranquilas y de mente abierta cuando están en la naturaleza. Si esto le suena a usted, podría considerar la posibilidad de meditar al aire libre. Encuentra un espacio que tenga la temperatura adecuada y donde puedas sentarte sin que nadie te moleste.
La meditación en interiores también está perfectamente bien. Muchas personas tienen un espacio de meditación designado en su hogar. Esto generalmente incluye un cojín que hace que sea más cómodo sentarse en el piso y quizás algunas velas y música relajante.
Recuerda que la meditación es un proceso muy personal. Debe elegir el entorno que sea adecuado para usted.

Prepara tu postura. La conexión cuerpo-mente es muy importante en la meditación. Cuanto más cómodo esté físicamente, más fácil será concentrarse en su objeto de meditación o pensamiento. Generalmente se piensa que la postura de meditación más efectiva es alguna variación de sentarse con las piernas cruzadas en el suelo.
Si está acostumbrado a sentarse en una silla, tómese un tiempo cada día para acostumbrarse a sentarse en el suelo. Con el tiempo, se sentirá más natural y será más fácil concentrarse en su meditación.
La mayoría de las personas optan por utilizar al menos un cojín para que sentarse en el suelo sea más cómodo. Siéntase libre de usar dos o tres cojines resistentes si encuentra que esto funciona mejor para usted.
Si simplemente no puede sentirse cómodo sentado, no se preocupe. Puedes probar lo que se conoce como meditación caminando. Para algunas personas, los sonidos rítmicos de sus pisadas pueden ser muy relajantes. Camine despacio y tenga un camino despejado para no tener que pensar demasiado en el lugar al que se dirige.

Elige un objeto de meditación. Un objeto de meditación puede ser un pensamiento o un objeto físico. El objetivo de elegir uno es facilitar la concentración de su cerebro. Esto evitará que sus pensamientos divaguen y hará que su meditación sea más eficaz.
Las velas son un objeto de meditación popular. La llama parpadeante es fácil de ver y reconforta a muchas personas.
Tu objeto de meditación no tiene que estar cerca físicamente. Siéntete libre de imaginarte el océano o un hermoso árbol que alguna vez viste. Solo asegúrate de poder ver claramente el objeto en tu mente.

Elige un mantra. Un mantra es una palabra o frase que repetirás durante tu práctica de meditación. Puede decir el mantra internamente o en voz alta, es una preferencia personal. Tu mantra debe ser algo personal y significativo para ti.
Tu mantra debe ser algo que quieras integrar en tu mente o tu conciencia. Por ejemplo, puede optar por repetir “Elijo la felicidad”. Esto ayudará a reforzar la idea de que se concentrará en sentir alegría a lo largo del día.
Otra idea del mantra es elegir solo una palabra. Por ejemplo, podría repetir la palabra “paz”.

Conviértalo en una rutina. La meditación es una práctica. Eso significa que la primera vez que te sientes a meditar, puede que no sea un gran éxito. Su mente puede divagar o incluso puede quedarse dormido. Aprender a meditar con éxito es un proceso y lleva tiempo. [6]
Haga de la meditación una parte de su vida diaria. Comience con incrementos muy pequeños, tal vez cinco minutos o incluso solo dos. Pronto te sentirás más cómodo con el proceso y podrás dedicar más tiempo a la meditación cada día.

Ser más consciente

Aprenda lo que significa ser consciente. Ser consciente significa que eres más consciente de lo que sucede a tu alrededor. Prestas atención conscientemente a tus emociones y sensaciones físicas. Ser más consciente te ayudará a sintonizar contigo mismo y con el mundo que te rodea.
A medida que se vuelva más observador, evite juzgar. Simplemente observe y reconozca sin formarse una opinión sobre si algo está “bien” o “mal”.
Por ejemplo, si se siente estresado, no se juzgue por sentirse así. Simplemente observe y reconozca sus emociones.

Salir afuera. Pasar un tiempo al aire libre puede ser muy útil para volverse más consciente. Ser más consciente puede ayudarte a abrir tu tercer ojo porque serás más consciente de ello. Por lo tanto, es una buena idea intentar dar una caminata corta todos los días, en un esfuerzo por pasar más tiempo en la naturaleza.
En la cultura actual, estamos “conectados” durante gran parte de nuestro día. Esto significa que casi siempre estamos mirando algún tipo de dispositivo electrónico o de comunicación. Salir nos recuerda que debemos tomar un descanso activo de todos los estímulos.

Ser creativo. Ser consciente puede permitirle estar más en contacto con su lado creativo. Las investigaciones sugieren que la meditación consciente es una gran cura para los bloqueos del escritor y para los bloqueos que experimentan los artistas y otros tipos creativos. Ser más consciente puede permitirle abrir sus caminos creativos.
Intente experimentar con su lado creativo. Empiece a pintar, dibujar o aprender un nuevo instrumento musical. Dejar fluir tu creatividad te ayudará a sentirte más en sintonía contigo mismo y te ayudará a abrir tu tercer ojo.

Concéntrate en las pequeñas cosas. La vida diaria puede resultar muy agitada y abrumadora. Ser más consciente puede ayudarlo a sentirse más tranquilo y a poder utilizar mejor su tercer ojo. Presta atención a cada aspecto de tu entorno y a tu rutina.
Por ejemplo, cuando esté tomando una ducha, observe conscientemente las sensaciones físicas. Toma nota de cómo se siente el agua tibia en tus hombros. Aprecia el aroma refrescante de tu champú.

Beneficiarse de su tercer ojo

Siéntete más tranquilo. Una vez que aprenda a abrir su tercer ojo, podrá experimentar los beneficios que lo acompañan. Muchas personas informan que se sienten más en paz después de abrir el tercer ojo. Parte de esto se debe a lograr un mayor sentido de autocompasión. Ser más consciente de ti mismo generalmente te hace practicar más bondad contigo mismo.
Ser más amable contigo mismo ofrece muchos beneficios. Te sentirás más seguro de ti mismo y menos ansioso.

Sea más informado. Una de las razones por las que muchas personas quieren abrir su tercer ojo es porque se cree que lo hace más informado. Dado que aumenta su percepción del mundo que lo rodea, tiene sentido que pueda aprender más sobre el mundo que lo rodea. Las personas que han abierto su tercer ojo informan que sienten que tienen más sabiduría.
También adquirirá más conocimientos sobre sí mismo. La meditación y la atención plena son excelentes formas de ponerse en contacto contigo mismo. Cuando comprenda mejor sus emociones, se sentirá más capaz de lidiar con ellas.

Mejora tu salud física. Es muy probable que abrir el tercer ojo reduzca sus niveles de estrés. Te sentirás más tranquilo y consciente de ti mismo. Hay muchos beneficios físicos derivados de la reducción de los niveles de estrés. Las personas con menos estrés tienen menos probabilidades de tener presión arterial alta y síntomas de depresión.
Experimentar menos estrés también puede significar una reducción en cosas como dolores de cabeza y malestar estomacal. Incluso puede ayudarlo a tener una piel más joven.

Consejos
Recuerda que abrir tu tercer ojo es un proceso. Sea paciente consigo mismo y aprecie el proyecto que hace.
No tenga miedo de probar diferentes métodos de meditación. No todo funciona igual para todos.
Trate de meditar en la cama durante unos minutos, para que su mente recupere esta idea.
Intente pasar tiempo con la naturaleza y cambie su dieta comiendo alimentos más saludables.
No se preocupe si cuando se abre su tercer ojo, no obtiene lo que espera. Algunas personas pueden ver / sentir lo paranormal más que otras, algunas pueden ayudar a curar el estado emocional de otras personas, etc. La experiencia una vez abierta es diferente para todos.
Es normal tener dolores de cabeza, migrañas, náuseas al abrir el tercer ojo o si ya está abierto.

Fuente: wikihow.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s