Conciencia plena


La atención plena, también llamada consciencia plena , consciencia pura​ o atención consciente es una facultad espiritual o psicológica (indriya) que se considera de gran importancia en el camino hacia la iluminación, según las enseñanzas de Buda Gautama.

Es uno de los siete factores para alcanzar la iluminación. La consciencia o meditación correcta (Pali: Samma-sati; en sánscrito, samyak-smṛti) es el séptimo elemento del noble camino óctuple, el sadhana (“práctica”) que engendra el vipassana y el prajñā.

La atención plena también puede remontarse a los Upanishads.​ El Satipatthana Sutra​ es un texto antiguo que aludía ya por entonces a la atención plena.

En el marco del budismo, sati representa la consciencia de los pensamientos, acciones y motivaciones de uno mismo. También puede traducirse como “claridad de la mente”. El sati desempeña un papel central en las enseñanzas de Buda Gautama, en las que se afirma que la consciencia correcta o adecuada​ es un factor esencial en el camino de la iluminación (bodhi) y la liberación (moksha).

La iluminación (bodhi) es un estado del ser en el que la codicia, el odio y el engaño (Pali: moha) han sido superados, ausentes en la mente. La atención plena acerca la consciencia de la realidad de las cosas (sobre todo en el momento presente) y es un antídoto contra el engaño y la ilusión (maya) y se considera como un “poder” (Pali: bala) cuando se combina con la clara comprensión de lo que está ocurriendo.

Buda abogó por establecer la atención plena (satipatthana) en la medida de lo posible en el propio día a día. Una consciencia tranquila de las propias funciones corporales, sensaciones (sentimientos), los objetos de la consciencia (pensamientos y percepciones) y la consciencia misma. La práctica de la atención es compatible con el análisis que resulta en el surgimiento de la sabiduría (Pali: paññā; sánscrito: prajñā).​ La estabilidad meditativa combinada con el discernimiento liberador fue una enseñanza innovadora de Buda.

La práctica de la atención plena, heredada de la tradición budista, se está empleando en el ámbito de la psicología de occidente para aliviar diversos trastornos físicos y mentales, incluido el trastorno obsesivo-compulsivo, la ansiedad y la prevención de recaídas en la depresión y la adicción a las sustancias adictivas,​ tanto en la población general como en el sector infanto-juvenil.​

Fuente: Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s